Page header image

Bulimia: Versión para adolescentes

(Bulimia: Teen Version)

¿Qué es la bulimia?

La bulimia es un problema de alimentación que le hace comer compulsivamente, lo que significa que come grandes cantidades de alimentos en poco tiempo sin poder parar. La cantidad de alimentos que come es mucho mayor de lo que la mayoría de la gente comería de una vez. Puede que luego se purgue, es decir, se deshaga de la comida provocándose el vómito o utilizando laxantes, diuréticos o enemas. También pueden reducir la cantidad de alimentos que ingieren o hacer ejercicio en exceso para compensar los atracones.

La mayoría de las personas con bulimia tienen un peso normal, pero sienten que no pueden controlar lo que comen. Puede que alterne entre la anorexia y la bulimia. La anorexia es un problema de alimentación que le hace temer tanto a tener sobrepeso que come lo menos posible.

Aunque este trastorno puede afectar a los hombres, la mayoría de las personas afectadas por este problema son mujeres jóvenes. Si estás embarazada, los trastornos de alimentación pueden afectar tu salud y el desarrollo de tu bebé.

¿Cuál es la causa?

Se desconoce la causa exacta de la bulimia. Puede estar relacionado con problemas con las sustancias químicas en el cerebro que regulan el estado de ánimo y el apetito.

Puede estar en riesgo de desarrollar bulimia si usted:

  • Tengas antecedentes familiares de bulimia u otros trastornos de alimentación
  • Tengas antecedentes familiares de obesidad
  • Tiene antecedentes familiares o personales de depresión, trastorno bipolar, trastornos de ansiedad o trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad
  • Tiene antecedentes de maltrato físico o abuso sexual

¿Cuáles son los síntomas?

Además de comer compulsivamente y purgarse, los signos y síntomas de la bulimia incluyen:

  • Realizar dietas estrictas, probar dietas de moda o pasar largos periodos sin comer entre atracones
  • Tener rituales en las comidas, como no comer nunca delante de otras personas
  • Hacer mucho ejercicio físico después de comer
  • Pérdida o aumento de peso de más de 10 libras (4.5 kg) repetidas veces
  • Tener acidez, dolor de garganta, dientes dañados o mejillas hinchadas debido al ácido estomacal de su vómito
  • Tener rasguños o cicatrices en el dorso de sus manos por meterse los dedos en la garganta para provocarse el vómito
  • Sentirse débil, deprimido o culpable después de los atracones
  • Pensar constantemente en la delgadez y sentir que el peso está ligado a la autoestima

Si es mujer y hace mucho ejercicio o tiene un peso muy bajo, puede que se le interrumpa la menstruación. Se generan cambios hormonales por el bajo peso y los bajos niveles de grasa corporal.

¿Cómo se diagnostica?

Su médico le hará un reconocimiento y le preguntará por sus síntomas e historia clínica. Le preguntará por sus hábitos alimentarios y otros comportamientos.

¿Cómo se trata?

La bulimia no desaparece ni mejora por sí sola. El tratamiento implica aprender hábitos alimentarios saludables. Tu médico te puede sugerir que te reúnas con un nutricionista para crear un plan de alimentación saludable. Puede que necesite terapia para ayudarle a cambiar su opinión sobre sí mismo y la comida.

La terapia cognitivo-conductual (CBT, por sus siglas en inglés) es un modo de ayudarle a identificar y cambiar las ideas que tiene de sí mismo, el mundo y el futuro. La terapia cognitivo-conductual puede hacerle comprender qué pensamientos son poco saludables. También puede ayudarle a desarrollar nuevas ideas y nuevos patrones de comportamiento.

Puede que su profesional médico le recete medicamentos para ayudarle a reducir los pensamientos constantes sobre la comida. Los medicamentos que ayudan a reducir la depresión y la ansiedad pueden servir para la bulimia.

Se le podrá hospitalizar si su condición es grave y potencialmente mortal. Si se vomita o se usan laxantes con demasiada frecuencia, se puede provocar un desequilibrio de minerales en su cuerpo que puede provocar latidos irregulares, insuficiencia cardíaca y la muerte.

Si tiene bulimia, es posible que piense constantemente en la comida durante muchos años. Es posible que deba seguir con un tratamiento durante muchos meses. Estar sometido a mucho estrés puede empeorar sus síntomas. Cuanto antes busque tratamiento, más probabilidades de éxito tendrá.

¿Cómo puedo cuidarme?

  • Consiga apoyo. Hable con familiares y amigos. Únase a un grupo de ayuda en su área.
  • Aprenda a controlar el estrés. Solicite ayuda en casa y en el trabajo cuando la carga sea demasiado grande. Encuentre maneras de relajarse, por ejemplo, dedicándose a un pasatiempo nuevo, escuchando música, viendo películas o haciendo caminatas. Cuando sienta estrés, pruebe hacer ejercicios de respiración profunda.
  • Cuide su salud física. Trate de dormir por lo menos de 7 a 9 horas por noche. Siga una dieta saludable. Limite la cantidad de cafeína. Si fuma, deje de hacerlo. Evite el alcohol y las drogas. No utilice excesivamente laxantes, diuréticos o píldoras para adelgazar. Pueden tener efectos serios en su salud. Haga ejercicios físicos siguiendo las indicaciones de su profesional médico.
  • Controle sus medicamentos. Para evitar problemas, informe a su profesional médico y farmacéutico sobre todos los medicamentos, remedios naturales, vitaminas y demás suplementos que tome. Tome sus medicamentos según lo indique el profesional médico o terapeuta. Tome suplementos vitamínicos y minerales si se lo recomienda su profesional médico.
  • Si tiene alguna pregunta, o sus síntomas parecen empeorar, póngase en contacto con su profesional médico o terapeuta. Consulte a su médico periódicamente para que controle su peso, presión arterial, frecuencia cardíaca y temperatura.

Busque atención de emergencia si usted o un ser querido tiene pensamientos suicidas o de lastimar a otros que sean serios.

¿Qué se puede hacer para ayudar a evitar la bulimia?

  • Obtenga toda la información posible sobre la bulimia. No deje que lo que ve en Internet, la televisión o las revistas afecte a su autoestima. Cuestione los anuncios o artículos que le hagan sentir mal por la forma de su cuerpo o su tamaño. ¿Están intentando venderle algo? ¿Lo que dicen y muestran es verdad? ¿O las imágenes fueron retocadas o generadas por computadora para que la persona tenga un aspecto tan perfecto?
  • Recuerde comer una variedad de alimentos en cantidades saludables. Ningún alimento por sí solo es siempre malo o siempre bueno.
  • Trate de aceptar la forma y el tamaño únicos de su cuerpo. Es mucho más importante estar sano que estar delgado.
  • Aprenda a apreciarse a sí mismo por quién es y no por su aspecto o su peso. Trátese a sí mismo con respeto. Valórese a sí mismo basándose en objetivos, logros, talentos y carácter.
  • Si piensa que alguien tiene un trastorno de alimentación, hable con esa persona. Anímele firme pero suavemente a que busque ayuda profesional.

Para obtener más información, comuníquese con:

Developed by RelayHealth.
Pediatric Advisor 2015.3 published by RelayHealth.
Last modified: 2013-07-31
Last reviewed: 2014-01-08
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
Copyright ©1986-2015 McKesson Corporation and/or one of its subsidiaries. All rights reserved.
Page footer image