Page header image

Abuso y dependencia de inhalantes Versión para adolescentes

(Inhalant Abuse and Dependence: Teen Version)

¿Qué es el abuso y dependencia de inhalantes?

Inhalantes son productos químicos que producen vapores químicos. Inhalantes se pueden respirar por la nariz o la boca. Esto también se llama aspirando ("sniffing" como se lo conoce en inglés) o inhalando por la boca o la nariz de diferentes maneras ("huffing" como se lo conoce en inglés). Estos productos entran en el torrente sanguíneo rápidamente y causan síntomas que pueden poner en peligro la vida. Algunos inhalantes se encuentran comúnmente en la casa tales como el pegamento, disolvente de pintura, y líquido para los encendedores. Niños pequeños y adolescentes pueden obtener estos productos fácilmente, lo cual hace que sea más probable que abusen este tipo de droga.

Nitrito de amilo ("poppers" en inglés) es un inhalante que se usa para intensificar las emociones cuando se tiene sexo. Si usted nitrato de amilo, es posible que no mantenga relaciones sexuales seguras, lo cual lo pone en riesgo de infectarse con VIH/SIDA.

El abuso y la dependencia son patrones de uso de drogas que puede causar serios problemas personales, familiares y de salud. Abuso es cuando sigue usando la droga aunque le esté causando problemas, como:

  • Llegar tarde o faltar al trabajo o la escuela y despreocuparse por las cosas que solían ser importantes
  • Infringir las reglas o quebrantar las leyes
  • No cumplir con promesas, discutir o hasta ponerse violento con otras personas
  • Hacer cosas que son peligrosas, como manejar bajo la influencia de inhalantes

Si sigue abusando las drogas, puede hacerse dependiente de ellas. Cuando usted es dependiente de los inhalantes:

  • Puede que necesite usar más y más de la droga, o usarla con mayor frecuencia para obtener los mismos efectos
  • Pierde el control, o sea que sigue usando inhalantes aunque sabe que son dañinos para usted o los demás, o no puede dejar los inhalantes cuando lo intenta
  • Tiene tanta necesidad de la droga que invierte mucho tiempo y energía para conseguirla, usarla, y recuperarse de sus efectos
  • Tiene síntomas de abstinencia cuando deja de usar los inhalantes

La dependencia también se llama adicción. La adicción a inhalantes es muy peligrosa. Inhalar un producto como pegamento o líquido para los encendedores puede poner en peligro la vida.

¿Cuál es la causa?

Usted correrá un riesgo mayor de ser dependiente de las drogas si:

  • Tiene antecedentes familiares de abuso de alcohol o drogas
  • Ha abusado de alcohol o drogas anteriormente
  • Se frustra con facilidad, tiene problemas para lidiar con el estrés o siente que no es lo suficientemente bueno
  • Frecuenta regularmente con personas que toman alcohol o usan drogas
  • Tiene un problema de salud mental
  • Tiene dolor continuo

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de abuso o dependencia dependen de cuánto y qué tan frecuentemente usa la droga. Los síntomas pueden ser desde leves a severos, como por ejemplo:

  • Tener mal juicio
  • Pérdida de autocontrol
  • Sentirse torpe
  • Sentirse aturdido o indiferente
  • Sentir mareos o desmayos
  • Tener dolor de estómago, náuseas, vómitos, o pérdida del apetito
  • Ver, oír o sentir cosas que no existen
  • Sensación de sueño con dolor de cabeza que dura mucho tiempo
  • Tener signos daño cerebral, tales como el no poder aprender cosas nuevas, o no poder llevar una conversación sencilla
  • Convulsiones

Si usted usa inhalantes por mucho tiempo, es posible que tenga signos de daño a sus nervios y músculos, tales como problemas para caminar, agacharse y hablar.

El aspirar una gran cantidad de inhalantes de una vez puede causar la muerte en pocos minutos, aunque usted sea una persona con buena salud.

Si está embarazada y usa inhalantes, es posible que su bebé tenga problemas de aprendizaje, crecimiento, y problemas de comportamiento.

¿Cómo se diagnostica?

Su profesional médico le preguntará cuánto y con qué frecuencia usa inhalantes. Sea honesto acerca de su uso de drogas. Su profesional médico necesita esta información para darle el tratamiento adecuado. También le preguntará por sus síntomas e historia clínica y lo examinará. Puede que le haga análisis de sangre u orina.

¿Cómo se trata?

El abuso y la dependencia se pueden tratar. Para que cualquier tratamiento pueda tener éxito, usted tiene que estar dispuesto a dejar de usar inhalantes. No trate de tomar alcohol o de usar otras drogas para reducir los síntomas de abstinencia. Su profesional médico le puede recetar un medicamento para ayudarlo a superar los síntomas de abstinencia.

Si está abusando o es dependiente de inhalantes y los quiere dejar, obtenga ayuda.

Los grupos de autoayuda como Narcóticos Anónimos, los grupos de respaldo, y la terapia lo pueden ayudar. Puede recibir tratamiento en un programa de abuso de sustancias. Sus profesionales médicos y terapeutas trabajarán con usted para desarrollar un programa de tratamiento.

La recuperación de la dependencia es un proceso de largo plazo. El tratamiento de seguimiento es muy importante para no volver a abusar de las drogas.

Si tiene una sobredosis o síntomas graves de abstinencia, tendrá que recibir tratamiento en un hospital. También será tratado por cualquier problema de salud asociado, como un ataque al corazón, accidente cerebrovascular u otros problemas potencialmente letales.

¿Cómo puedo cuidarme?

La mejor manera de ayudarse a sí mismo es consultando con un profesional médico y haciendo planes para dejar de abusar inhalantes. Si ya ha consultado a un profesional médico, es importante que siga el curso de tratamiento completo tal como so lo han recetado.

Busque respaldo. Hable con sus parientes y amistades. Considere unirse a un grupo de respaldo en su área.

Aprenda a manejar el estrés. Pida ayuda en el hogar y el trabajo cuando la carga sea demasiado pesada. Encuentre maneras de relajarse, por ejemplo, dedicándose a un pasatiempo, escuchando música, viendo películas, o haciendo caminatas. Cuando sienta estrés, pruebe hacer ejercicios de respiración profunda.

Cuide su salud física. Intente dormir un mínimo de 7 a 9 horas cada noche. Siga una dieta saludable. Limite la cafeína. Si fuma, deje de hacerlo. No tome alcohol ni use drogas. Haga ejercicio siguiendo las instrucciones de su profesional médico.

Evite las situaciones donde haya gente que probablemente tome alcohol o use drogas.

Controle sus medicamentos. Para ayudar a prevenir problemas, informe a su profesional médico y a su farmacéutico sobre todos los medicamentos, remedios naturales, vitaminas y otros suplementos que está tomando.

Comuníquese con su profesional médico o terapeuta si tiene alguna pregunta o si sus síntomas parecen estar empeorando.

Siga intentándolo. Muchas personas tratan de dejar de usar inhalantes más de una vez, hasta que al final lo logran. Por lo tanto nunca diga "No puedo". Usted PUEDE aprender a vivir sin drogas en su vida diaria.

Las personas y recursos en su comunidad que pueden ayudarlo incluyen profesionales médicos, terapeutas, grupos de apoyo, centros de salud mental, y programas de tratamiento para alcoholismo u otras sustancias. Puede ponerse en contacto con:

  • National Inhalant Prevention Coalition (La Coalición Nacional de Prevención del Uso de Inhalantes)
    800-269-4237
    http://www.inhalants.org
Developed by RelayHealth.
Pediatric Advisor 2015.3 published by RelayHealth.
Last modified: 2014-05-02
Last reviewed: 2014-03-14
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
Copyright ©1986-2015 McKesson Corporation and/or one of its subsidiaries. All rights reserved.
Page footer image